Innovación abierta

todo está cambiando

Hoy nadie disputa la necesidad de las empresas establecidas de adaptarse al cambio acelerado que demandan cada vez más los clientes y la competencia tecnológica de miles de startups y decenas de gigantes tecnológicos en plena expansión en todo el mundo. Es evidente que las innovaciones más punteras se están produciendo fuera de las compañías que han dominado tradicionalmente en sus mercados.

Como responder

La gran pregunta reside en el cómo adaptarse a la nueva situación y en la gestión de tiempos:

1)   Dónde deben priorizar sus esfuerzos de innovación en las distintas partes de su cadena de valor y de qué forma, sea con adquisición de tecnologías externas o acuerdos de prestación de servicios (por ejemplo, modelos SaaS o "Software as a Service")

2)   En segundo lugar, cómo mantener la dinámica de resultados recurrentes con el modelo actual al tiempo que se rediseña una nueva propuesta de valor mucho más eficiente, más centrada en el cliente y menos en el producto.

Todo ello exige la convivencia de una infraestructura de sistemas tecnológicos cada vez más obsoleta y desajustada con afrontar las crecientes exigencias de inmediatez, simplicidad y flexibilidad que demandan los clientes.

Y aún más importante, el mayor reto es el cambio de cultura y en sistemas de trabajo en organizaciones acostumbradas a retos de naturaleza más previsible y competidores más identificables.